Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : El Blog de Maral
  • El Blog de Maral
  • : Un blog sobre deporte, alimentación, viajes y demás!
  • Contacto
9 julio 2011 6 09 /07 /julio /2011 13:35

En esas fechas clave como después de navidades, cuando llega el verano nos proponemos a menudo el mismo reto: apuntarnos al gimnasio. La cuestión es, ¿qué hay que tener en cuenta a la hora de elegirlo?

Este verano queremos lucir una figura envidiable en esas playas del Caribe a las que iremos de vacaciones, ya estamos convencidos sobre apuntarnos a un gimnasio, la siguiente pregunta sería ¿cuál es el adecuado para mí?

En primer lugar hay que pensar en la localización del mismo. Esta elección dependerá mucho de tus horarios laborales.

Si tu horario te permite estar en casa a una hora prudente, lo ideal sería un gimnasio cercano a tu domicilio.

Puedes llegar a casa, recoger las cosas e ir a hacer deporte (prohibido tumbarse en el sillón a descansar un rato, no te levantarás para ir al gimnasio).

Si por el contrario tus horarios son dispares, llegas a casa tardísimo, tienes varias horas libres para comer, elige un gimnasio cerca de tu trabajo.

Puedes ir al mediodía o inmediatamente al salir de trabajar.

Importante también para elegir un gimnasio son las actividades que quieres realizar.

Si te gusta el entrenamiento en sala con pesas y ejercicios de cardio también en sala, tales como bicicleta, step, cinta de correr, fíjate en que el gimnasio tenga una amplia zona para ello.

Si lo que te gusta son las clases en grupo, spinning, aerobic, body pump, infórmate bien sobre los horarios de las mismas para que se adapten a los horarios en los que tú puedes acudir.

Si quieres apuntarte a un gimnasio con piscina, ten en cuenta que el precio será también más elevado.

Si hablamos de precios, este suele ser la mayoría de las veces, el factor determinante para que nos apuntemos a uno u otro, pensando en ofertas que nos suelen ofrecer los gimnasios: 2x1, descuentos si pagas la anualidad por completo, etc.

Pues bien, este ahorro puede convertirse al final en una pérdida de dinero.

Por ejemplo, con el 2x1, nos apuntamos con nuestro amigo/a para ir juntos.

Suele ocurrir que cuando tu amigo no vaya, tú tampoco irás (no debes apuntarte a un gimnasio con el pensamiento de ir acompañado).

Otro ejemplo, el pago anual por adelantado. Antes de pagar todo un año, prueba un mes.

Muchas veces se empieza con mucha motivación pero al poco tiempo se acaba dejando (mejor pagar en cuotas mensuales o trimestrales).

VivoYoung man exercising in the gym

Compartir este post

Repost 0
Published by Maral - en Fitness
Comenta este artículo

Comentarios